Graciela Irene Nuñez nació en 9 de Julio.

De niña tuvo una formación elemental de dibujo y pintura que interrumpió al poco tiempo.

A pesar de eso siempre se sintió atraída por toda expresión artística, en especial la plástica.

En el 2010 retoma esa vieja pasión y concurre al taller de arte de la Prof. María Paula Gallegos, donde descubre las obras de varios artistas latinoamericanos que la seducen por la temática.

Profundamente atraída por el papel de la mujer en la vida cotidiana y el reflejo de la cultura étnica, unida a su pasión por los colores, la sumergen en el mundo mágico de la pintura.

Su admiración la lleva a reproducir obras de pintores americanos imprimiendo en ellos su propio sello que nos induce a un mundo plagado de color y sencillez.